55 7789 2814

contacto@solarplug.com.mx

¿Qué es la tarifa DAC de CFE?

La tarifa DAC es la tarifa de CFE “Doméstica de alto Consumo” y se cobra cuando excedes un consumo promedio anual superior a los 500 kWh bimestrales o lo que es lo mismo: más de 3,000 kWh en el último año.

En otras zonas del país también se cobra la tarifa DAC, pero el límite de 500 kWh cambia según el clima de cada región.

Una vez que estás fuera de la tarifa DAC la tarifa baja substancialmente al obtener una tarifa subsidiada.

¿Cómo funcionan los paneles solares?

Los paneles capturan la energía del sol y mediante un inversor la convierten en energía eléctrica para su uso.

La energía que no es consumida es enviada a la red de la CFE donde se almacena, y desde donde la tomas conforme se vaya requiriendo, sin que se tengas que pagar por ella.

La CFE lleva un registro de cuánta energía se recibe y cuánta se consume de su red. De esta manera, únicamente cobrará la energía que se llega a consumir de su red cuando se agote la reserva generada por Solar Plug.

¿Cuántos paneles solares necesito según mi recibo de CFE?

Dependiendo del consumo histórico en kWh en tu recibo de CFE se puede determinar la cantidad de energía que necesitan generar tus paneles solares en un año.

Debido a que en el año hay meses de mayor o menor consumo de energía, y de mayor o menor generación de energía por el sistema de paneles solares, se debe realizar un cálculo que considere estas variables para determinar con precisión la generación necesaria anual.

Cambiando las luminarias de tu domicilio a luminarias ahorradoras y preferentemente de LED.

Apagando las luces cuando no las necesitas y preferentemente haciendo un uso más racional de la energía.

Instalando un sistema de paneles solares, ya que con él tú generarás tu propia energía.

Si actualmente estás pagando la tarifa DAC de CFE sí te conviene un sistema de paneles solares, porque estás pagando el mayor precio posible que la CFE te puede cobrar. Es una tarifa de castigo.

En una casa en el centro del país, la CFE te debe de cobrar la tarifa 1 Doméstica, siempre y cuando hayas consumido menos de 3,000 kWh en el último año. La tarifa 1 está subsidiada por lo que es muy económica.

En algunos casos cambiando las luminarias de tu domicilio a luminarias ahorradoras, preferentemente de LED, y apagando las luces cuando no las necesitas, pero si no es suficiente, lo logras instalando un sistema de paneles solares hasta que consumas de CFE menos de 3,000 kWh en el último año.

La tarifa DAC es la tarifa de CFE “Doméstica de alto Consumo” y se cobra en la zona Centro de nuestro país cuando excedes un consumo promedio anual superior a los 500 kWh bimestrales o lo que es lo mismo: más de 3,000 kWh en el último año.

En otras zonas del país también se cobra la tarifa DAC, pero el límite de 500 kWh cambia según el clima de cada región.

Una vez que estás fuera de la tarifa DAC la tarifa baja substancialmente al obtener una tarifa subsidiada.

Para darte una idea, en la siguiente tabla te mostramos cómo cambia el gasto total por energía en una casa, de acuerdo al nivel de consumo que tenga al bimestre en kWh solo de pasar de un promedio de 499 a 500 kWh al bimestre:

kWh al Bimestre

300

400

499

500

1000

$ al Bimestre

$347

$672

$994

$2,763

$5,294

Para personas que tengan una casa o negocio propio con azotea disponible y que paguen más de $2,500 de luz al bimestre.

O, dicho de otra forma, se recomienda para todos aquellos que estén pagando actualmente la tarifa DAC o estén muy cerca de que se les empiece a cobrar.

Porque has consumido más de 3,000 kWh durante el último año.

Lo más importante es conocer tu consumo histórico de energía que ya tienes con CFE para que se pueda dimensionar correctamente el consumo futuro de energía, y por lo tanto la cantidad de paneles a instalar.

Debes saber si tienes acceso a tu azotea para instalarlos y verificar que la azotea no esté críticamente afectada por sombras durante todo el día.

Debes seleccionar a una empresa que:

  • Te muestre un cálculo de cuánta energía va a generar tu sistema de paneles solares.
  • Te indique cuándo vas a salir de la tarifa DAC.
  • Te proporcione el tiempo estimado de recuperación de la inversión.
  • Te diga un monto estimado a pagar a la CFE una vez que tu sistema esté instalado.
  • Te muestre un dibujo preciso de cómo van a quedar instalados tus paneles solares en tu azotea, para evitar confusiones y malos entendidos a la hora de la instalación.
  • Haga una inspección física de tu azotea para determinar el número de paneles y el costo exacto del sistema. No puedes confiar en una empresa que te quiera cobrar sin haber hecho lo anterior.
  • Te entregue con tu sistema:                                                                                                                                                                              Una aplicación para que puedas monitorear la generación diaria de energía.                                                                                                    El trámite con la CFE para cambiar tu contrato a una fuente de Energía Renovable.
  • Instale el sistema de paneles solares con sus propios ingenieros y no con subcontratistas o terceros que buscan la instalación al menor costo y tiempo posible sin importar el resultado final, y sin asegurar la integridad de sus empleados.

Dependiendo del consumo histórico en kWh en tu recibo de CFE se puede determinar la cantidad de energía que necesitan generar tus paneles solares en un año.

Debido a que en el año hay meses de mayor o menor consumo de energía, y de mayor o menor generación de energía por el sistema de paneles solares, se debe realizar un cálculo que considere estas variables para determinar con precisión la generación necesaria anual.

Asimismo, se debe considerar si en la azotea hay mayores o menores posibilidades de recibir suciedad como hojas o polvo, o sombras parciales que pueden afectar la generación de energía, lo que incrementaría la necesidad de paneles.

También en ocasiones se desea que los paneles no sean vistos desde la calle o áreas internas de la casa, lo que provoca que la inclinación y orientación de los paneles no sea la óptima y por lo tanto la cantidad de energía a generar se vea afectada por estos factores.

Existen paneles de muchas capacidades, que van por lo general desde paneles de 250 watts hasta 330 watts, por lo que el número de paneles depende de cuál de ellos se va a instalar. Por ejemplo, 10 paneles de 250 watts generan menos energía que 8 paneles de 320 watts.

Por lo tanto, no puedes hacer una comparación correcta entre diferentes sistemas si no conoces la capacidad de cada panel ofrecido, y las consideraciones por pérdidas de energía que hayan evaluado en tu azotea.

La mayoría de los paneles solares o su principal componente, que es la celda solar, son fabricados en China debido a que ellos tienen las minas más importantes del material que se utiliza para fabricarlos.

Lo importante es que sean paneles con todas las certificaciones, ya que algunas empresas te ofrecen certificaciones, pero no de todos los componentes del mismo.

Una forma de asegurarse de la confiabilidad de una marca de paneles solares, es verificar que esté catalogada como Tier 1, ya que eso garantiza que tiene todas las certificaciones y el suficiente respaldo para hacer frente a la garantía que ofrece.

Existen distintos tipos de paneles solares. Los principales son los monocristalinos y los policristalinos que utilizan diferentes tecnologías de fabricación. Para ti, como usuario de los paneles, lo más importante es la cantidad de energía que generarán, ya que el método de fabricación no afecta la calidad del mismo.

A las principales empresas que instalan sistemas solares a nivel mundial y a los bancos que las financian, les preocupa mucho que los paneles solares cumplan con los estándares de generación de energía para los que fueron fabricados y no fallen durante su tiempo de vida. Por eso han clasificado a las empresas en niveles (Tier en inglés) en donde el Tier 1 es el más seguro para invertir por su confiabilidad

Si tienes los conocimientos para manejo de equipo e instrumentos eléctricos los puedes instalar, pero aun así necesitarías saber cómo orientarlos según tu caso en particular, y lo más importante, que la CFE autorice la instalación ya que exige se apegue a las normas vigentes para este tipo de instalaciones.

En la Ciudad de México la orientación óptima es al sur con una inclinación de 19 grados, pero no siempre se puede lograr debido a sombras, características de la azotea, y a la vista del sistema desde la calle y otras áreas de la casa.

Si no se puede orientar de la forma ideal, es conveniente calcular el impacto que tendrá en la generación de energía para evitar confusiones y que la energía que se vaya a generar sea la realmente esperada.

Los paneles solares, o mejor dicho, los paneles fotovoltaicos, no sirven para calentar el agua, a no ser que tengas un calentador de agua eléctrico.

Los paneles que se usan para calentar el agua son muy diferentes a los fotovoltaicos.

Los paneles solares fotovoltaicos solo se usan para generar energía eléctrica, misma que tú puedes usar con aquellos equipos eléctricos que tengas instalados, desde una estufa eléctrica, secadora de ropa eléctrica, calentador de agua eléctrico y los típicos como luminarias, televisiones, computadoras, refrigeradores, hornos de microondas, planchas, etc.

Los paneles solares fotovoltaicos no funcionan como un respaldo de energía cuando la energía de la calle (CFE) se pierde.

Esto es debido a que los inversores están diseñados para cortar la energía eléctrica que generan cuando detectan que no se recibe energía desde la CFE, como medida de precaución, ya que pudiera tratarse de un mantenimiento a la red y el personal de CFE no esperaría que le llegue energía desde tu domicilio, y así se evitan accidentes.,

Porque los medidores anteriores son analógicos y menos exactos.

Los nuevos medidores son digitales y más precisos, por lo que es muy posible que el indicador de tu consumo de energía se incremente cuando tu medidor cambie a un medidor digital porque ahora se medirá tu consumo con mayor precisión y confianza.

No, porque la CFE recibirá la energía que tú produces durante el día con tu nuevo sistema de paneles solares Solar Plug para que la utilices durante la noche.

Es decir, la CFE actúa como una batería almacenando la energía que no utilizas y te la suministra de regreso cuando la requieras.

Si te llegas a terminar tu reserva de energía generada por tu sistema de paneles solares Solar Plug, no te quedas sin energía porque CFE te surte energía de su propia red.

Debido a que cada cliente requiere generar una cantidad de energía distinta y recibe una mayor o menor radiación solar, Solar Plug no te puede proporcionar un precio por panel.

Necesitamos calcular tu necesitad de energía conociendo tu consumo histórico y ubicación.

Aún si te dijéramos cuánto cuesta un panel, tú no podrías saber cuántos necesitas sin la asesoría de un experto.

Adicionalmente, el precio cambia de acuerdo al número de paneles por los costos asociados a cada sistema como el equipo de monitoreo, la caja de conexiones, y el cableado y tubería hasta la acometida de CFE. Por lo tanto, estos gastos se reparten entre más o menos paneles.

Te puedes quedar pagando solo el mínimo que establece CFE equivalente a 25 kWh al mes, con un valor aproximado de $ 25 pesos, por lo que, dependiendo de tu gasto actual, te puedes ahorrar aproximadamente hasta el 98%.

Nosotros te asesoramos para que obtengas el máximo beneficio que dependerá de:

  • Si solo quieres salir de la Tarifa DAC o pagar lo mínimo posible a la CFE.
  • Cuántos paneles se puedan instalar de acuerdo a tu presupuesto, espacio disponible y orientación de tu azotea.
  • Tus patrones de consumo de energía eléctrica y necesidades futuras.

Si compras:

-El sistema de paneles solares es tuyo y el 100% de las ganancias que obtengas de él serán para ti. Esto significa, que mantendrás una tarifa con subsidio.

-Recuperas tu inversión en un plazo de 2.5 a 4 años según tu situación actual y no te comprometes a una renta mensual por muchos años.

Si rentas:

-El equipo no será tuyo y estarás pagando una renta para obtener sólo un porcentaje de las ganancias (un descuento sobre lo que pagas actualmente a CFE).

-La empresa que te rente la energía podría estar usando tu azotea para venderle energía a otras personas, sin pagarte nada por el uso de tu azotea.

-El único beneficio que obtienes es un descuento sobre lo que actualmente pagas a CFE, y te hacen firmar un contrato forzoso de entre 8 y 13 años.

En resumen, la renta de energía es como haber cambiado de proveedor de energía de CFE a uno más barato, y con la compra de los paneles solares tú eres tu propio proveedor de energía para tus propias necesidades.

Esto depende de cuál sea tu objetivo.

  • Salirte de la tarifa DAC y mantenerte en la Tarifa 1 con subsidio o
  • Generar casi toda tu energía y pagarle lo mínimo posible a la CFE ($50 bimestral).

Varía en un rango de 2.5 a 4 años en el caso de los servicios con tarifa DAC. Entre más energía produzcas y entre mejor la administres, menos pagarás a la CFE y más será el dinero que ahorres.

Todo lo que ahorres es el retorno de tu inversión.
De acuerdo al plan que elijas y al diseño de tu sistema te haremos un pronóstico del tiempo que te tomará su recuperación.

Tomando como base tus patrones de consumo de energía y el sistema que requieren tus necesidades te podemos hacer una estimación de tiempo.

Será en un rango de 2 a 4 bimestres aproximadamente, en los que pagarás la tarifa DAC que es más alta, pero solo por lo que pudieras llegar a consumir de la red de CFE.

En cuanto tu sistema se encienda y CFE te envíe la primera factura como Fuente Renovable.

Para ello es indispensable que CFE vaya a tu casa, autorice nuestra instalación y reprograme tu medidor bidireccional.

La verificación se realiza según la oficina de CFE que te corresponde, pero puede fluctuar entre un mínimo de 10 días a partir de que terminamos de instalar y hasta un máximo de 60 días.

Sí es posible que aún baje como sucede con el precio de todas las nuevas tecnologías. Sin embrago, mientras más esperes, más seguirás pagando ya que hay una clara tendencia de alta inflación en las tarifas de la CFE.

Si te esperas 3 años más en tomar la decisión, lo más probable es que en esos 3 años ya hayas pagado por tu sistema de paneles solares que te serán útiles muy posibles por el resto de tu vida, ya que la energía solar hoy te permitirá lograr el ahorro deseado con una vida útil superior a los 25 años.

Solo es necesario limpiarlos al menos un par de veces al año, ya que acumulan polvo y esto reduce su eficiencia.

La única razón por la que podrías empezar a pagar más, sería debido a que incrementaras tu consumo de energía.

Es natural que quienes adquieren un sistema de paneles solares se confíen y sean más holgados en el consumo de su energía.

De cualquier forma, nosotros te garantizamos un mínimo de generación durante el primer año, para demostrar que nuestros cálculos fueron precisos. Así mismo, si incrementaras tu consumo, con nuestro sistema no hay ningún problema, podemos agregar paneles adicionales fácilmente en caso de ser necesario.

Están garantizados por 25 años con todas las certificaciones internacionales necesarias y son considerados como Tier 1, con un tiempo estimado de vida de hasta 40 años.

Los paneles están garantizados para soportar inclemencias del clima naturales en todos los países del mundo, incluyendo lluvia, nevadas y granizas.

Los paneles capturan la energía del sol y mediante un inversor la convierten en energía eléctrica para su uso.

La energía que no es consumida es enviada a la red de la CFE donde se almacena, y desde donde la tomas conforme se vaya requiriendo, sin que se tengas que pagar por ella.

La CFE lleva un registro de cuánta energía recibe de tu sistema y cuánta consumes de su red. De esta manera, únicamente te cobrará la energía que llegues a consumir de su red cuando se agote la reserva generada por tu sistema Solar Plug.

Nada. Los sistemas Solar Plug son automáticos y operan solos.

La energía generada va directo a tu consumo diario durante el día, y la que no es utilizada se almacena en la red de CFE para que la utilices durante la noche, desde donde es suministrada cuando la necesites.

Los Sistemas Solar Plug se diseñan considerando la lluvia y nublados promedio de los últimos 24 años de la zona en donde se ubicará tu instalación, por lo que ya consideran una pérdida en la generación de energía ocasionada por factores meteorológicos, incluso por menor cantidad de sol en algunos meses.

Solo es necesario limpiarlos al menos un par de veces al año, ya que acumulan polvo y esto reduce su eficiencia.

Si lo deseas nosotros te enseñamos cómo limpiarlos, es muy fácil. Si te es posible, te recomendamos limpiarlos al menos dos veces al año.

Solo necesitas pasar un trapo humedecido en agua en momentos de poco sol, de preferencia temprano por la mañana.

No, la energía que sale de los paneles solares está regulada, y es igual a la que suministra CFE.

No. Los paneles no causan ningún daño al medio ambiente, están fabricados de aluminio, vidrio, y las celdas solares de silicio.

No. Los paneles solares, o mejor dicho fotovoltaicos, no sirven para calentar agua, a no ser que tengas un calentador de agua eléctrico.
Los paneles usados para calentar agua son diferentes.

En azoteas con una buena orientación hacia el sol y espacio suficiente, libre de sombras y obstáculos.

Iniciamos la instalación en 5 días hábiles a partir de que se firme el contrato y se pague el anticipo.

El tiempo de entrega varía un poco, dependiendo de la complejidad de la instalación, pero por lo general en menos de una semana ya están instalados.

24 kilos, por lo que pueden ser soportados por cualquier azotea de concreto.

Evitamos hacer perforaciones en la medida de lo posible, anclando los paneles a los pretiles de la azotea y soportando la estructura que soporta los paneles con zapatas de concreto.

Cuando llega a ser estrictamente necesario perforar, lo hacemos con una técnica especial para sistemas fotovoltaicos utilizando selladores para evitar filtraciones.

Mudamos tus paneles a tu nueva casa cobrando el transporte, la re-instalación en tu nuevo domicilio y el nuevo trámite con la CFE. Así mismo, evaluamos en conjunto si fuera necesaria la instalación de paneles adicionales debido al tamaño de la nueva casa, orientación, sombras, etc.

No hay problema, el día que te mudes los cambiamos a tu nuevo domicilio.
Solar Plug es una inversión a largo plazo y te los puedes llevar, pero la nueva casa debe de cumplir con las mismas condiciones de azotea, espacio y orientación para que puedas seguir obteniendo los mismos beneficios de tu sistema.

Copyright © 2022 Solar Plug. Todos los Derechos Reservados.